Según informes recibidos por la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba, y tambien publicado en Diario de Cuba, la semana pasada, el gobierno cubano movilizó su “brigada de respuesta rápida”, lo que según el ex preso político Ángel Moya, consistía en “militares vestidos de civil” y “gente sacada por el Partido de los centros de trabajo” para organizar un “acto de repudio” contra las Damas de Blanco, el grupo no violento de derechos humanos, frente a su sede en La Habana.

1359299700-la-fotoEsa mañana, el régimen había organizado un evento político a poca distancia de las Damas, que había incorporado una pantalla de televisión gigante proyecciónando miembros del grupo de activistas, incluyendo al líder Berta Soler, denunciando los abusos de derechos humanos en Cuba a los medios de comunicación internacionales. Tras el evento, Moya dijo que el grupo de mujeres defensoras de los derechos humanos, “lanzaron octavillas y discos a la multitud en las que había información sobre los derechos humanos y el Foro por los Derechos y Libertades (ForoDyL)”. En ese instante, agrego Moya, “agentes de la Seguridad del Estado y miembros del Partido Comunista movilizaron una brigada de respuesta rápida para que recogiera las octavillas y las reuniera en medio de la calle para hacer una fogata”. 

Como la turba hostil se reunió y comenzó a quemar los folletos directamente a través de la sede de las Damas de Blanco, las mujeres se apresuraron a su techo y comenzaron a lanzar volantes unidos a globos inflados con mensajes escritos como “leche para los niños”, “mejores empleos” “alimentos para el pueblo” y “abajo los Castro”.

1359286538-la-foto1358895108-la-foto

Mientras que algunos folletos llegaron a las manos del público, la Seguridad del Estado reaccionó recocogiendo a los mensajes de papel y agregarlos a la fogata, mientras que el barrio se limitó a observar.

Para leer más sobre el informe en Diario de Cuba, por favor haga clic aquí.

1359649756-la-foto

Share This