Escolta del Papa ayudó a opositores a llegar al pontífice: “Corre y díselo”.

Según Martí Noticias, “los tres activistas de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) que permanecían detenidos desde el 20 de septiembre por acercarse al papa Francisco en la Plaza de la Revolución fueron puestos en libertad en la tarde del lunes, pero todavía deberán enfrentar un juicio por los supuestos delitos de desorden público, desacato y resistencia”.

Ademas, “aunque hubo numerosas detenciones temporales de opositores en torno a la visita del pontífice, el incidente más conocido fue protagonizado por Zaqueo Báez Guerrero, Ismael Boris Reñí y María Acón, activistas de UNPACU que se aproximaron al Papa para pedirle por los Derechos Humanos en la isla”.

En una entrevista con Martí, Báez contó “cómo fue ayudado por un miembro de la escolta papal a acercarse al pontífice, lo cual le permitió hablarle de la miseria en Cuba y la represión contra las Damas de Blanco”.

“Me arrodillé allí en plena calle y le dije a uno de los escoltas del Papa: “Señor, déjeme decirle al papa Francisco que esto es una dictadura” y con un español fluido me dijo: “Corre y díselo”.

Para leer el artículo completo, haga clic aquí.