Regimen cubano asalta redes Wi-Fi en la isla.

Los Cubanos de Mantilla volvieron a ser sujetos a la violación de sus derechos humanos este último Mayo 25, cuando la Seguridad de Estado, unido a la ETECSA, atacó a una red de Wi-Fi y confiscaron una gran parte de los equipos que hacia la conexión al mundo de afuera posible. La red ilegal le daba acceso al internet a más de 120 personas. Con esa conexión los miembros podían intercambiar noticias, ver películas, y jugar juegos fuera de la vista del gobierno comunista. Entre los equipos que confiscaron los agentes estaban  varias computadoras y poderosos intensificadores de señales, lo cual son muy difíciles de conseguir o hacer dentro del país.

Las acciones del gobierno Cubano dedicado a la meta de asolar todos los medios de comunicación con el mundo de afuera han resultado en que Cuba sea el país  con la peor cobertura de internet en el hemisferio occidental. Sin embargo, la gente se dedica a encontrar caminos alrededor de las censuras del gobierno. Entre las tácticas utilizadas para comunicarse entre ellos y con el resto del mundo están los programas para teléfono inteligente que permiten enviar mensajes encriptados y buscar en la red.

A pesar de todos sus esfuerzos para eliminar el derecho del pueblo a tener acceso a información no censurada, es obvio que el gobierno está perdiendo el control sobre la proliferación de información verídica. La tecnología diseñada para circunvenir las restricciones del gobierno se está produciendo e importando mucho más rápido que el gobierno puede cerrar las nuevas avenidas de comunicación. Por esta razón, el gobierno se enfoca en atacar aquellas redes de Wi-Fi y otras formas de acceso a información que son más populares. Hace poco tiempo empezaron a preocuparse por la popularidad de las redes de Wi-Fi, y entonces atacaron a dos redes en La Habana y a una en Cienfuegos. Sin embargo, todavía quedan por lo menos una docena de redes en la Habana y  dos en Cienfuegos.

En un artículo sobre la situación publicado en el Nuevo Herald, dicen que “El mes pasado, funcionarios de ETECSA también cerraron una red de Wi-Fi que llevaba funcionando desde hacía casi una semana en un edificio de apartamentos en el barrio Pastorita de Cienfuegos, con un alcance de hasta 300 pies, de acuerdo con otro informe aparecido en Cubanet. ‘No importa las veces que les expliqué que sólo la usaba para juegos, ellos no lo entendían. Decían que lo que yo hacía era ilegal y se llevaron los equipos’, dijo el dueño de la red, un joven que solamente fue identificado como Carlos Daniel.”

Si deseas empoderar a la sociedad civil cubana, con acceso abierto y sin censura a Internet y la capacidad de comunicarse libremente entre ellos y el mundo, uneta a nuestra campaña Conecta Cuba haciendo clic aquí.