Según El Nuevo Herald, “un importante miembro del Parlamento canadiense ha lanzado una advertencia sobre la nueva ley de inversiones de Cuba, diciendo que uno de sus constituyentes ha estado encarcelado en la isla desde el 2011 sin juicio y se le ha ofrecido clemencia si paga deudas cuestionables.”

Peter Kent, presidente de la Comisión de Defensa de la Cámara de los Comunes ha declarado que “la comunidad financiera internacional debería reflexionar largo y tendido sobre las zalamerías que les hacen los ministros, diplomáticos y funcionarios comerciales cubanos para que inviertan.”

Uno de sus constituyentes, Cy Tokmakjian, forma “parte de varios empresarios extranjeros encarcelados en Cuba bajo lo que ellos afirman son cargos fraudulentos de corrupción.”

El Herald agregó “Tokmakjian, de 73 años, un ciudadano canadiense de origen libanés, es presidente de Tokmakjian Group, que en cierto momento fue la segunda firma canadiense en importancia que operaba en Cuba. Lleva encarcelado desde el 10 de septiembre del 2011 bajo pretexto de una investigación por parte de oficiales del Ministerio del Interior.”

Más de $90 millones de activos de Tokmakjian han sido congelados en Cuba y  “no parece una coincidencia que el valor total de las alegaciones del gobierno en su contra exceden esa cantidad, escribió Kent en una columna publicada el martes en el Huffington Post.”

Kent “señaló además que entre los inversionistas extranjeros que perdieron millones en Cuba al caer bajo sospecha de corrupción estuvieron el inglés Stephen Purvis, quien estaba trabajando para construir un campo de golf, y el francés Jean Louis Autret, quien era propietario de una cadena de pastelerías y otros negocios.”

Para leer más, haga clic aquí.

 

Share This