Autoridades del Ministerio de Salud Pública declararon en estado de alerta los Consejos Populares de Jesús María y Belén, en la Habana Vieja, tras detectar la presencia de casos de cólera, informaron médicos luego de realizar una inspección casa por casa, según el periodista independiente Mario Echevarría Driggs, colaborador de la agencia Hablemos Press.

Echevarría dijo en un reporte que las autoridades han activado puestos de mandos de emergencia con personal capacitado en policlínicos y hospitales.

“Agentes de la Campaña Antivectorial realizan labores de saneamiento en calles y edificios de los dos Consejos Populares, y se reparten medicamentos entre la población para impedir la deshidratación”, añadió.

Indicó que un auto con un altavoz circula por el municipio Habana Vieja alertando a los vecinos sobre las medidas que se deben adoptar ante la presencia de síntomas como vómitos, fiebres y diarreas agudas.

“El Ministerio de Salud Pública, informa a la población que debe acudir al médico rápidamente en caso de presentar vómitos, fiebres y diarreas agudas, y en ningún caso debe auto medicarse”, informa una funcionaria a través del altoparlante, según Echavarría.

“Los ciudadanos que reciban algún familiar del Oriente del país, y presenten síntomas de la enfermedad, tienen que llevarlo con urgencia al hospital para su ingreso”, alerta.

El periodista independiente citó a un participante en la Campaña Antivectorial quien comentó que se ha producido un “gran aumento de los casos de dengue” en la capital y se han detectado “decenas de casos de cólera”.

“El gobierno está tomando serias medidas contra personas que venden alimentos y no cumplen con las medidas higiénico-sanitarias”, dijo.

Echevarría aseguró que una doctora, que pidió mantenerse en el anonimato, detalló la existencia de “47 casos en el municipio Habana Vieja; 17 son naturales de la capital y 33 provienen de las provincias orientales”.

El Gobierno dio por concluida a finales de agosto pasado la epidemia de cólera que comenzó en Granma. Periodistas independientes y opositores del Oriente de la Isla informan constantemente sobre la detección de casos en varias provincias del país y en prisiones, principalmente en la zona oriental, pero las autoridades no hablan oficialmente de la enfermedad.

Share This