José Daniel Ferrer dijo: “Nuestros activistas se enfrentan  a la más infame represión con firmeza, trabajando con el pueblo para transmitir conceptos de lucha estratégica noviolenta”.

Y añadió: “Por la parte de la represión, lo más preocupante es que a menos de un mes de la visita papal el régimen está dispuesto a hacer lo indecible por dar la impresión de que la población acepta todo sin protestar, y eso piensa conseguirlo reprimiendo a los opositores y a todo aquel que proteste”.

Con la puesta en libertad de Danny López de Moya, no quedan activistas de UNPACU bajo arresto.

La situación más preocupante es la que enfrenta el Movimiento Resistencia y Democracia en Guantánamo, afiliado a la UNPACU. Sus activistas fueron víctimas de un descomunal y violento acto de repudio el martes en la sede del Movimiento en la misma ciudad cabecera y en el municipio de Caimanera.

En Guantánamo los activistas habían realizado una protesta pública por la devolución de una cámara robada por la Seguridad del Estado y en apoyo a la huelga de hambre de varias decenas de reclusos en la prisión Combinado de Guantánamo y simultáneamente en varias prisiones de Cuba. Los opositores comenzaron a protestar en plena vía pública sin que nadie les saliera al paso. Transcurrida una media hora, la policía política trajo a estudiantes de preuniversitario y becados, y montaron altavoces frente a la sede.  Por la noche le tiraron piedras a la vivienda de Rogelio Tabío López, Presidente del MRyD. Durante el miércoles y hasta hoy jueves los opositores mantuvieron los carteles de protesta en la sede. Les han interrupido el servicio telefónico y seguía activado el operativo de vigilancia. En FDHCuba seguiremos tratando de establecer comunicación con ellos.

En Caimanera, este martes hubo violencia física contra los activistas del Movimiento Resistencia y Democracia, que fueron golpeados con machetes, palos y piedras por la turba instigada por la Seguridad del Estado, reportó el opositor Eliexei Aranda Matos.

 

Share This