Angel Moya, ex prisionero de consencia de la Primavera Negra, opina sobre la toma pacífica de iglesia

La situacion que se ha producido a raiz de la ocupacion pacifica de 13 activistas de derechos humanos de la Iglesia de la Caridad ubicada en La Habana, es el reflejo y las consecuencias de la situacion desesperada y represiva que vive el pueblo cubano.

Si bien, en mi opinion, es cierto que no se puede coger la Iglesia para hacer politica, yo no voy a criticar esta accion puesto que no voy a contribuir a que el departamento de Seguridad del Estado tenga las manos libres para que los reprima.

Ahora bien, tiene que estar claro:

Primero:  Que es una ocupacion pacifica

Segundo:  Que la oposicion en Cuba no tiene que ver en nada en este hecho

Tercero:  El Movimiento Damas de Blanco 9 años participando respetuosamente en las misas dominicales en la Iglesia de Sta. Rita y con mucho respeto y paciencia estan solicitando un minuto de su tiempo al Papa cuando llegue a Cuba  y las atienda, depende del Cardenal Jaime Ortega que Benedicto XVI las reciba.

Me llama la atencion el lenguaje del comunicado de la Iglesia Catolica de Cuba en un momento donde su jerarquia hace silencio ante el recrudecimiento de la reprecion contra mujeres y hombres  totalmente pacificos, que han sido escupidos, arrastrados, machetiados y en el caso de las mujeres, vejadas abierta y descaradamente por las fuerzas y donde el regimen incita a las bandas de las Brigadas de Respuesta Rapida con la consigna y cito “Machete queson poquitas”. Porque la jerarquia Catolica no se pronucio cuando el regimen cubano citio recientemente dos intituciones religiosas, una en la ciudad de Holguin y la otra precisamente la que va a visitar el Papa que es el Santuario de la Caridad del Cobre ubicado en Stgo. de Cuba?

No comparto la decision de reclamar derechos en una Iglesia, pero le recuerdo a la jerarquia Catolica que lo que reclaman los que hoy ocupan la Iglesia son derechos humanos  y al igual que los perseguidos, los enfermos y los que sufren, estan amparados y son parte de la doctrina social de la Iglesia y es hora que ustedes se pronucien en defensa de las victimas de las fuerzas represivas cubanas.

-Angel Moya Acosta